miércoles, 6 de mayo de 2009

Una americana en la Semana Santa de Cádiz, por Stephanie

Mientras miré las procesiones la cosa que más me llamó la atención fue la diferencia entre las tradiciones en España y en los Estados Unidos. Como es la primera vez que estoy fuera de mi familia y de mis propias tradiciones, esta semana me proporcionó un sentimiento sobre las diferencias que existen en otras culturas. En los Estados Unidos "Easter" el domingo de Semana Santa por la mayor parte ha sido comercializado. Aunque por mi familia (que no es religiosa) participamos en las actividades que, por lo general consisten en teñir huevos y después esconderlos para los niños. La otra tradición que existe es la tradición del conejo de Easter (Pascua). Él viene a todas las casas y da regalos y chocolate a los niños. Como Santa Claus durante Navidad, en los Estados Unidos el aspecto religioso se ha perdido por muchas familias.


Creciendo en esta atmósfera de huevos y chocolate y conejos imaginarios estaba sorprendida la primera vez que vi los procesiones solemnes y graves. El humor aquí no estaba presente, estaba un reflejo de siglos de tradición y la continuación de las creencias que las procesiones representan. Después de que me había recuperado de la similitud entre la ropa de las procesiones y las del KKK estaba interesada en las raíces de esta distinta fiesta. Después de una investigación adicional la cosa que encontré más interesante es la explicación de las capuchas, para proteger el anonimato de cada persona. En muy poco tiempo toda esta experiencia me introdujo en un mundo nuevo. En esta semana me di cuenta de la importancia de la tradición y también de la antigüedad de la historia de Europa. Estoy asombrada por la preservación de estas tradiciones y cómo la gente de España la ha preservado durante tantos siglos.


El día que yo vi todas las procesiones fue el Jueves Santo. En este momento estaba asombrado por la cantidad de trabajo que es necesario para ellas. Primero está la gente con la cruz, luego gente marchando con incienso y capuchas, luego la gente con los pasos. Al principio pensaba que sólo la gente que podía ver estaban llevando el paso pero después de investigar, descubrí que hay mucha gente que están debajo del paso y que el rítmico balanceo del paso requiere mucha práctica y coordinación.


Las fotos que se muestran aquí son de la noche del jueves. Para mí durante la noche las procesiones tenían un aspecto más teatral y una atmósfera mejor porque, con los cirios encendidos en la oscuridad, la iluminación estaba fantástica. La cosa que me sorprendió más fue la cantidad de atención que todo el mundo presta a las tradiciones de Semana Santa. Había cámaras de televisión, y mucha gente pasa mucho tiempo mirando las procesiones. Pienso que esta faceta es la diferencia inherente entre la semana santa en los Estados Unidos y semana santa en España.


2 comentarios:

Juan Diego dijo...

Buen trabajo steph, siempre resulta interesante ver otra perspectiva de la semana santa y de nuestras fiestas en particular...

Aula de Patrimonio dijo...

Enhorabuena por tu primer trabajo para el blog, tu esfuerzo por expresarte en castellano (he debido corregir muy pocas cosas) y estamos encantados de contar con tu presencia en la clase. Date por bienvenida.
Gonzalo

Related Posts with Thumbnails